Un madrileño en la Isla de Formentera

edjaval 26 abril, 2009 14

formenteracabecera.JPG

Artículo patrocinado
Dice la canción: ‘¡Vaya, vaya, aquí no hay playa!’, y en verdad es así, por eso los madrileños buscamos el mar y las playas  en puentes y vacaciones.

Este año me propuse una escapada apasionante a una isla de suaves Playas y Rincones donde el mar se ve por sus cuatro puntos cardinales. Con sugerentes y escondidas calas, algunas con grutas sumergidas.

Una pequeña isla de 82 km2, la menor de las Baleares, situada al sur de la isla de Ibiza y a 65 km de Denia (Alicante).

ma-5012.jpgFormentera,  isla de paz y luz, también llamada isla de los pinos por sus maravillosos bosques aún salvajes, y sus playas intactas, de gran belleza, que han convertido a la isla en Patrimonio de la Humanidad y Patrimonio submarino de la Humanidad,  por sus aguas, transparentes y turquesas, que evocan mares tropicales. Una excelente elección para el Turismo Activo y el Submarinismo.

Pero Formentera es mucho más, es Arte y Monumentos de atmósfera mestiza, donde las costumbres típicamente baleares y mediterráneas se funden con recuerdos africanos.

No dejes de visitar la Iglesia de Sant Francesc Xavier del Siglo XVIII, la capilla Sa Tanca Vella del Siglo XIV, el Castellum Romano de Can Blai, el Asentamiento Megalítico de Cap de Barbaria (2000 a.C.) o el Yacimiento Megalítico de Ca Na Costa (2000 al 1600 a.C.)

Es Turismo de Lujo con gran variedad de Alojamientos y Restaurantes que convierten las vacaciones en un maravilloso recuerdo.


Unos buenos paseos en bicicleta -el mejor medio de transporte- permite disfrutar de sus paisajes y sus casas típicas. Indispensable visitar los faros de La Mola y del Cap de Barbaria y el desierto de rocas de Punta de Sa Pedrera.

Un alto en el camino para recuperar energías y  recorrer la Feria de Arte y Artesanía de la Mola (funciona desde Mayo hasta el 12 de octubre) donde podemos encontrar artesanía tradicional: cestas, “espardenyes”, textil con lana de la isla; joyería artística, cristal, textil, cerámica, cuero, grabado, telar manual.

Y además, para mi que soy un sibarita, artesanía de la alimentación: queso, vino, aceite, miel, higos secos, pescado seco… todo un placer.

Hay otros Mercados: Artístico de Sant Ferran,  de San Francesc, de la Savina y d’es Pujol, que tienen diversos horarios.

Y allí estuve, y os lo cuento, porque disfruté tanto de esta paradisíaca isla que ahora tengo Pasión por Formentera… o como dicen unos amigos que gané allí: ‘Passió per Formentera’.

Imagen de previsualización de YouTube

.